El remedio de Dios para la depresión

El remedio de Dios para la depresión

«¿Por qué te abates, oh alma mía?». Sal 43.5 RVR60

Hoy día se estima que una persona promedio de treinta años tiene diez veces más probabilidades de estar deprimida que sus padres y tiene veinte veces más probabilidades que sus abuelos. Y la mayoría no busca ayuda porque creen que es una debilidad personal. Ahora bien, permíteme hacer una clara distinción. Si estás clínicamente deprimido podría deberse a un desbalance químico en tu cuerpo y un médico puede ayudarte. De lo que estamos hablando es de estar atrapado en un ciclo de tristeza y desesperanza. Si este es tu caso, necesitas «la sabiduría que desciende del cielo» (Stg 3.17). Después de pedir que bajara fuego del cielo, Elías «se sentó… deseando morirse» (1 R 19.4 RVR60). Afortunadamente, buscó ayuda en la fuente apropiada: «De repente, un ángel lo tocó y le dijo: “Levántate”» (ver 1 R 19.3-5). Ahora bien, es posible que Dios no te envíe un ángel, pero sí te responderá, te levantará y te restaurará. El salmista dijo: «¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío». ¿Con quién estaba hablando David? ¡Con él mismo! Primero habló con Dios sobre su problema; es lo que haces cuando oras. Luego, escuchó lo que Dios tenía que decir sobre su problema; es lo que haces cuando lees las Escrituras y las declaras sobre tu vida. Esta estrategia funciona. Le funcionó a David… ¡y te funcionará a ti también!

No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.

The Daily Encouraging Word Online

If you like to receive The Daily Encouraging Word online, it is available by email subscription or by daily Facebook and Twitter posts. Please click on the links below for options on getting the Daily Encouraging Word. For questions email info@tewonline.org

The Daily Encouraging Word via Email

The Daily Encouraging Word via Facebook

The Daily Encouraging Word via Twitter

Sharing God's Truth With a Searching World