Cómo derribar fortalezas

Cómo derribar fortalezas

«Las armas con que luchamos… tienen el poder divino para derribar fortalezas». 2 Co 10.4

Dios llamó a David «un hombre conforme a mi corazón» (Hch 13.22). Pero David luchaba con una debilidad en su vida. ¿Qué era? Un espíritu lujurioso que afloraba de vez en cuando, y las personas más cercanas a él sabían que existía. Cuando ya era un anciano y no conseguía entrar en calor, sus servidores le trajeron a una jovencita para que se acostara con él en la cama «para darle calor» (ver 1 R 1.1-2). Pensaron que si aquello no aceleraba la circulación de David, ¡tenía que estar muriéndose! Pero hay algo triste en esto. David le pasó su debilidad a su hijo Amnón, quien terminó violando a su hermana. La lujuria no es solo un capricho o un antojo pasajero, es un pecado. Y cuando pasa de una generación a la siguiente, se convierte en una «fortaleza». Hoy día, los psicólogos se refieren a esto como una «predisposición genética». Quizás en alguna parte de tu árbol genealógico hay un padre adicto al trabajo, una madre que fue emocionalmente inaccesible, o un hermano o una hermana que tomaba demasiado, y ahora estás luchando con los mismos asuntos. No te desanimes. Pablo dice: «Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas». Por lo tanto, antes de correr a la corte de divorcio o un centro de rehabilitación, identifica tu fortaleza, luego ora, creyendo que Dios puede romper el dominio sobre tu vida. Hazlo antes que contamine la siguiente generación. No lo pases hacia delante… regrésalo al lugar de donde vino.


No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.

The Daily Encouraging Word Online

If you like to receive The Daily Encouraging Word online, it is available by email subscription or by daily Facebook and Twitter posts. Please click on the links below for options on getting the Daily Encouraging Word. For questions email info@tewonline.org

The Daily Encouraging Word via Email

The Daily Encouraging Word via Facebook

The Daily Encouraging Word via Twitter

Sharing God's Truth With a Searching World