¡Cuán silencioso allí bajó, preciado y puro don!

¡Cuán silencioso allí bajó, preciado y puro don!

«Encontrarán a un niño ... acostado en un pesebre». Lc 2.12 NVI

Una Navidad, en Londres, Phil Yancey fue a escuchar el Mesías de Handel. Él cuenta: «Pasé la mañana observando remanentes de la gloria de Inglaterra: las joyas de la corona, una maza de oro, el lujoso carruaje del alcalde... imágenes como esas debieron haber llenado la mente de los contemporáneos de Isaías que escucharon la promesa: “Y se manifestará la gloria de Jehová” (Is 40.5). Sin duda los judíos pensaron en los antiguos días de Salomón cuando “la plata y el oro [eran] ... tan comunes como las piedras” (2 Cr 1.15 NVI). Sin embargo, el Mesías que se presentó vistió la gloria de la humildad... El Dios que podía comandar ejércitos e imperios como peones en un tablero de ajedrez emergió como un bebé que dependía de una pareja de adolescentes para tener albergue, comida y amor. La reina Isabel II había visitado recientemente los EE.UU. con cuatro mil libras de equipaje... dos atuendos para cada ocasión... su propio peluquero... y muchos otros asistentes... La visita de Dios a la tierra comenzó en un establo de animales sin ayudantes ni un lugar donde colocarlo, sino en un pesebre. El cielo se iluminó con ángeles; sin embargo, ¿quién observó tal espectáculo? Otros sirvientes incultos que velaban los rebaños de sus amos». La historia inspiró a un sacerdote episcopal que estaba de visita en Belén en 1865 a escribir las conocidas palabras: «¡Cuán silencioso allí bajó, preciado y puro don! Así también aquí dará sus bendiciones Dios. Ningún oído acaso perciba Su venir, mas el de humilde corazón se habrá de recibir».

No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.

The Daily Encouraging Word Online

If you like to receive The Daily Encouraging Word online, it is available by email subscription or by daily Facebook and Twitter posts. Please click on the links below for options on getting the Daily Encouraging Word. For questions email info@tewonline.org

The Daily Encouraging Word via Email

The Daily Encouraging Word via Facebook

The Daily Encouraging Word via Twitter

Sharing God's Truth With a Searching World