Sé humilde

Sé humilde

«Yo ... alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta». Dn 4.34

Dios siempre responde con amor al corazón humilde y siempre rechaza al orgulloso. En un instante el rey Nabucodonosor estaba presumiendo de haber edificado la civilización más avanzada del mundo. Al momento siguiente, había perdido la mente, se movía gateando y comía hierba como los animales. Sin embargo, cuando se arrepintió, Dios lo regresó a su trono. Él dijo: «yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta ... Ahora yo ... alabo ... al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia» (vv. 34, 37). Caernos es malo, pero caernos y no pedir ayuda, o negarnos a arrepentirnos de nuestros pecados, es peor que la caída misma. Quizás te sientas demasiado avergonzado como para dejarle saber a alguien que has caído. ¿Acaso tu imagen pública es tan importante que estás dispuesto a continuar en tu lamentable condición? ¿Estás tan engañado que te niegas a reconocer que necesitas a Dios? ¡Basta ya de orgullo! ¿No fue eso precisamente lo que, para empezar, te llevó a caer? La verdad es que si hubieras pedido ayuda antes ya te habrías levantado y proseguido con tu vida. Sin embargo, la buena noticia es que no es demasiado tarde para arrepentirte y reconocer tu necesidad de Dios. Cuando Nabucodonosor lo hizo, el Señor le devolvió la razón y el juicio, y le restauró a su reino. Y lo mismo puede ocurrirte a ti.

No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.

The Daily Encouraging Word Online

If you like to receive The Daily Encouraging Word online, it is available by email subscription or by daily Facebook and Twitter posts. Please click on the links below for options on getting the Daily Encouraging Word. For questions email info@tewonline.org

The Daily Encouraging Word via Email

The Daily Encouraging Word via Facebook

The Daily Encouraging Word via Twitter

Sharing God's Truth With a Searching World