Sadrac, Mesac y Abednego (1)

Sadrac, Mesac y Abednego (1)

«El rey nombró a Sadrac, Mesac y Abednego administradores de la provincia de Babilonia». Dn 2.49 NVI

Sadrac, Mesac y Abednego sabían que los matarían si no se postraban ante la estatua de veintisiete metros (noventa pies) de alto del rey Nabucodonosor. Sin embargo, tomaron la firme decisión de defender lo correcto, en lugar de inclinarse ante lo incorrecto. La mayoría de nosotros habría encontrado una docena de racionalizaciones: «Me estoy postrando externamente, pero en el interior me estoy manteniendo en pie», o «pediré perdón tan pronto me levante», o «¿de qué le sirvo a Dios si estoy muerto?». Sin embargo, son nuestras racionalizaciones las que con frecuencia invalidan las revelaciones divinas. Cuando comprometemos nuestra integridad, no dejamos espacio para la intervención divina. Cuando tratamos de manipular una situación, nos perdemos el milagro. Si Sadrac, Mesac y Abednego se hubieran postrado ante la estatua y transigido en cuanto a su integridad, quizás hubieran sido liberados del horno de fuego, pero habría sido por la mano de Nabucodonosor, no la de Dios. Habría sido por, no a través de. Hubieran sacrificado su testimonio y su integridad al fallar la prueba. Y fue su integridad la que provocó el milagro. Su integridad tuvo resultados: «Después de eso el rey promovió a Sadrac, Mesac y Abednego a un alto puesto en la provincia de Babilonia» (Dn 3.30 NVI). En resumen: ¡si haces lo correcto, Dios hará lo correcto por ti!

No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.

The Daily Encouraging Word Online

If you like to receive The Daily Encouraging Word online, it is available by email subscription or by daily Facebook and Twitter posts. Please click on the links below for options on getting the Daily Encouraging Word. For questions email info@tewonline.org

The Daily Encouraging Word via Email

The Daily Encouraging Word via Facebook

The Daily Encouraging Word via Twitter

Sharing God's Truth With a Searching World